jueves, 26 de marzo de 2009

El caballero Oscuro

Lo cierto es que siempre me ha gustado el personaje de Batman, la imaginería, el mito, la estetica, todo lo que lo rodea. Siempre me ha parecido el superheroe más atractivo de lejos. Incluso la hoy naif visión de Tim Burton me encanta.
Y si hay algo que me guste más que el mito de Batman es Christopher Nolan, que probablemente, junto a P.T. Anderson son los dos directores jóvenes americanos más potentes del momento. Es trabajo de este chico es portentoso, su manejo del ritmo, de la narración, de la estetica con sentido narrativo, la musicalidad. En definitiva Nolan es un superdotado que cuenta por maravillas cada una de sus películas.
Por ello, de juntar Batman+Nolan no podía salir algo malo. Y afortunadamente así ha sido. Si ya en la primera entrega de Batman según Nolan se pudo observar que la primera intención del director fue la de dotar al personaje de una mayor profundidad y carga drámatica, es en esta segunda entrega donde la propuesta alcanza cotas supremas.



El Caballero Oscuro es, probablemente, la mejor pelicula de superheroes que jamas se haya hecho. Y la razón principal es que es la primera de su estirpe qeu es 100% adulta con todo lo que ello implica: Personajes bien perfilados, con profundidad psicológica, una trama compleja y trabajada y sobre todo un abandono total de cierto maniqueismo que acompaña las peliculas de superheroes en el que los buenos son buenisimos e intachables y los malos son aborrecibles. Es, en este último punto donde la película podría catalogarse de radical.
Desde el punto de vista técnico la pelicula contiene a la perfección la quinta-esencia de lo que es Christopher Nolan. Sobriedad formal con una fotográfia cuidadisima, dinamismo en la cámara que recuerda al mejor Kubrick, manejo perfecto del ritmo (que no de la velocidad) con un uso admirable de la banda sonora y sobre todo un manejo de cirujano a la hora de desarrollar la trama.
Sin embargo, por lo que El Caballero Oscuro es especial no es por todo lo anterior, si no por su propuesta radical que se capitaliza en el personaje de El Jocker


Nolan hace una revisión tanto de lo que es el concepto de superheroe, como lo que son los resortes y maquinaria de justificación de la lucha "anti-terrorista" cuya lectura esta completamente vigente en este mundo post 11 de septiembre en el que vivimos. Por un lado se ataca la maquinaria politica y sus herramientas de autojustificación y por otro, apuesta por reducir la frontera entre heroe y villano planteando una relación simbiotica en la que, como es obvio no pueden vivir el uno sin el otro. Además, en el personaje del Jocker se va mucho más allá. No solo porque el inevitable atractivo que posee (en parte por la excelente actuación de Heath Ledger) puede llegar a confundir al espectador, sino porque su planteamiento es completamente radical. Se trata de un no-personaje, sin justificaciones, sin razones, sin racionalidad en sus acciones (a la altura de otro radical como Haneke) cuyo único sentido es el caos y su relación de "amor", más que odio con Batman



Algunos han acusado a Nolan de cierta "apología del terrorismo" por su magnetico retrato del "terrorista" pero, como ocurre con Haneke, creo que el objetivo no es ese, sino más bien, remover al espectador colocandole enfrente de si con el resultado de cierta vanalización de la violencia imperante y cierta transigencia respecto a herramientas estatales para controlarla.
El objetivo del Jocker es el caos por el caos y la pelicula misma le acompaña, partiendo de un robo a un banco contado con la precisión de un Kubrick en "Atraco Perfecto" y acaba sumida en una espiral caótica de acontecimientos que nos trae imagenes a la cabeza de recientes acontecimientos en los EE.UU. como el Huracan Katrina o el 11-S. Y es que, en esta película todo esta medído a la perfección.
Si alguna pega hay que ponerle, sería la precipitada incorporación del personaje de Dos Caras y un final tal vez, excesivamente timorato. Como si al final y tras más de dos horas, Nolan se arrepintiera de haber llegado tan lejos. Entre medias, posiblemente una de las mejores películas que se han rodado en lo que llevamos de siglo.

---------------------------
The Dark Knight (2.008)
Dirección: Christopher Nolan
Guión: Jonathan Nolan y Christopher Nolan
Fotografía: Wally Pfister
Musica: Jame Newton Howard y Hans Zimmer
Interpretes:Christian Bale, Heath Ledger, Aaron Eckhart, Maggie Gyllenhaal

4 comentarios:

Miguel dijo...

¡Un gran análisis y una gran peli!

Morsa dijo...

Me gusta cómo eliges los temas, sin reducirte solamente a rollos culturetas...

Antonio dijo...

¿Quien dice que El Caballero Oscuro no es cultureta?

Yo solo intento poner pelis interesantes, sean cuales sean sus credenciales...

Morsa dijo...

Si es una peli que conocen ocho de cada diez tíos de los que están sentados cerca de ti ahora mismo NO es una peli cultureta, aunque sea indie... :P