viernes, 5 de junio de 2009

La Fuente de la Vida

Si hay algo que no provoca La Fuente de la Vida es indiferencia. Habrá gente que la ame (unos pocos) y otros que la detesten (algunos más) pero lo cierto es que desde luego, yo esto lo veo una virtud, y es así porque la única forma de no producir algo indiferente es ir al límite, lanzarse a tumba abierta. Es obvio que Darren Aranofsky puso todo lo que tenía dentro para sacar adelante esta película. Y eso se traduce, en primer lugar, en más de seis años de su vida a través de un periplo que comenzó como un proyecto protagonizado por Brad Pitt y Cate Blanchett de 70 millones de dolares y que acabó en un proyecto de menos de 35 millones que además supuso un fracaso de taquilla de tal envergadura que estuvo a punto de acabar con la carrera de Aranofsky. Y es que, con esta película pasó de ser el "enfant terrible" del cine independiente americano, con exitos "underground" como Pi y Requiem por Un Sueño a ser un proyecto de fracasado (que afortunadamente, ha sabido remontar reinventandose en "The Wrestler"). Sin embargo, no puedo evitar que esta peli me caiga bien, porque normalmente este tipo de batacazos dan grandes películas (La Puerta del Cielo de Cimino o La Delgada Linea Roja de Malik sin ir más lejos).

En primer lugar, aclaremos, a pesar de ese aura filosófica "new age" (bastante básica, por cierto) que la rodea, La Fuente de la Vida se trata de una película de amor. Y cuando el director tiene claro esto, es cuando de una manera más brillante funciona.
La peli trata de la lucha contra la muerte por amor y más alla del tiempo (vaya resumen, ¿eh?). Y lo hace con algunos pasajes increiblemente hermosos, por un lado, por el talento visual de Aranofski, su hermosa fotografía y sobre todo, por una portentosa interpretación de Hugh Jackman (el papel de su vida) y Rachel Weisz.


Cuando la película habla de sentimientos y se dedica a rodar a los protagonistas a la altura de sus ojos, la pelicula funciona a la perfección como una metáfora sobre la pérdida y la inmortalidad. El problema, creo, es que a Aranofski le da miedo lanzarse hasta el fondo en un melodrama y es entonces cuando empieza a complicar las cosas innecesariamente.
Por un lado con una extructura enrevesada con tres tramas en paralelo separadas mil años, una situada en la España de la Conquista y la Inquisición (muy excesiva... pero, que hermosa recreación de la Alhambra), otra en el presente y una última en un improbable futuro lejano.


Creo que esa estructura le resta intensidad al relato y aleja al espectador emocionalmente de los personajes, lo cual es una pena. Además, ese entramado espacio-temporal pretende dotar a la pelicula de filosofía primeriza de la que hablaba y que fuerza algunas escenas que rozan el ridiculo (ese buda flotante... en fin). Una pena, porque lo cierto es que la reflexión sobre la aceptación la muerte que destila la pelicula creo que es hermoso.
En definitiva, una pelicula que te muestra lo mejor y lo peor en apenas minutos, pero desde luego, mucho más interesante y atractiva que la mayoría de peliculas que se estrenan en los cines. Mejor morir de ambición que vivir cubierto de mediocridad. Y es que además, realmente Hugh Jackman esta tan bien que lo demás nada importa.
-------------------------
The Fountain (2.006)
Guión y Dirección: Darren Aranofsky
Fotografía: Matthew Libatique
Música: Clint Mansell
Interpretes: Hugh Jackman, Rachel Weisz, Ellen Burstyn, Mark Margolis

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Antonio, soy Bohr. Soy hiperfan de esta pelicula, me dejo casi sin palabras... es cierto que Aronofsky es un flipao, pero lo que hace solo esta a la altura de unos pocos... No es una pelicula redonda, pero hay cosas que nadie podra hacer... y esa musica... Jackman es dios, no podre olvidar nunca ese mago que sabe que nunca sera mejor que Bale...por cierto tienes que ver Dejame Entrar... que grande es el cine

Antonio dijo...

Pues es que a mi, si se quitará el episodio budista... porque esa parte tiene momentos muy jodidos, ¿No?
Mira que a mi me parece muy buena... pero tiene un toque de imperfección que me deja un regusto agridulce

Morsa dijo...

Yo sigo aquí, Tony, y recogo con gusto tus opiniones y sugerencia para ampliar mis horizontes cinematozoticos...

Este tío es interesante, pero a mí Pi me pareció una peli chunga, de esas que se sostienen porque son tan underground que uno no puede decir que ve al rey desnudo sin mostrarse tonto, porque solo los tontos no ven la tela mágica invisible que lleva puesta el rey.

Un poco como Amenabar en open the eyes pero aún más obscura.

A ver si me veo esta peli y opino mejor... :) Gracias por las sugerencias, tío.

Antonio dijo...

Hombre, a mi esta me parece bastante mejor película que Pi, así que merece la pena que le des una oportunidad :)